Planetas que se ven a simple vista

Todos sabemos que los planetas importantes que giran alrededor de nuestro sol son: Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Hoy en día casi todo el mundo lo sabe casi todo de casi todo.
Pero no se ven desde la tierra, a simple vista, todos los planetas. Desde luego la Tierra se ve. De esto no cabe duda.
Mercurio... Dicen que sí. Pero los que lo dicen, suelen añadir que ellos no lo han visto nunca. Mercurio rueda alrededor del sol a menos distancia que la tierra, a mucha menos. Y sólo podría verse muy poco antes de la salida del sol y muy poco después de la puesta, siempre en el mismo camino del sol. Es posible que algunas mañanas de mucha transparencia o algunos atardeceres en iguales condiciones, se llegue a ver. Así lo aseguran algunos. De todos modos dura tan poco rato esta visión que, acaso no merezca la pena molestarse.
Venus se ve muy bien y es el astro que más brilla en el cielo. Venus es el lucero de la mañana y de la tarde. Cuando se ve por la mañana no se ve por la tarde. Por la mañana se ve un buen rato al salir el sol, como dos o tres horas antes y siempre en el mismo camino del sol. Al anochecer se ve durante dos o tres horas después de ponerse el sol, y también en el camino del sol.
Marte se ve muy bien. Es de color rojo vivo y del tamaño como una estrella no muy grande de primera magnitud. Se ve en sitios distintos (cuando se ve, que no es siempre) y todas las noches cambia de sitio en relación con las estrellas. No se ve siempre del mismo tamaño, sino unas veces más grande (simplemente porque está más cerca) y otras menos.
Júpiter se ve con más frecuencia que Marte. Es un gran astro de luz blanca. El mayor astro de nuestro hemisferio austral, después de Venus. La única estrella que le hace la competencia es Sirio. Se diferencian en la movilidad de la luz. La de Sirio se mueve, centellea, como centellean todas las estrellas. La de Júpiter es una luz inmóvil como la de todos los planetas.
Saturno también se ve, del tamaño de una estrella de segunda o tercera magnitud. Pero se ha de saber donde está y buscarlo. Los otros planetas que se ven se descubren en seguida, sin necesidad de buscarlos.

Volver al índice ...